El pasado 30 de Abril se estableció un acuerdo entre la FAC (Federación de Asociaciones Cannàbicas), Energy Control Baleares y los grupos políticos: GRUP MÈS, GUANYEM, PSIB, PSOE, UPYD Y PODEMOS para abordar nuevas propuestas sobre la regulación en el uso responsable y terapéutico del cánnabis, así como la regulación de los clubes sociales de cánnabis que actualmente existen en las Islas Baleares. Este compromiso deberá de llevarse a cabo en la próxima legislatura y presentar conjuntamente las inicativas parlamentarias que permitan trasladar el debate sobre un cambio de modelo legal en el uso de esta planta tal y como se está realizando en otras comunidades autónomas de nuestro país.

«Es urgente e imprescindible que podamos hablar con perspectiva real de esta cuestión. Que los políticos entiendan que no deben aplicar principios morales en si regular el cánnabis o no, sino aplicar sentido común y responsabilidad política, puesto que la represión y las multas no han ayudado a mejorar la condición de los usuarios responsables de cánnabis, ni mucho menos a reducir la oferta del mercado negro” comenta David Rabé, secretario de la FAC y coordinador de la federación regional FAC Balears.

Pero eso no es lo más grave de la situación legal del cánnabis en nuestro país. La realidad es que muchas personas enfermas podrías ser tratadas con cánnabis, como se hace en otros países, incluidos los EEUU, y no se hace por falta de determinación política e implicación de la sociedad civil en este asunto tan delicado. Lo cierto es que algo está cambiando, los clubes sociales son cada vez más una realidad que crece en nuestras islas y debemos sentarnos a debatir cuanto antes sobre qué iniciativas podemos proponer para regular su situación y la de las personas que acuden a ellos solicitando información sobre su uso terapéutico.

«Ya somos 20 clubes registrados en Baleares, de los cuales 13 de ellos han sido fundados tan solo entre el año pasado (2014) y el primer trimestre de este año (2015). Sin duda el crecimiento es espectacular y esperamos que al término de este año podamos ser 15 nuevos colectivos iniciando sus proyectos en Baleares”. David Rabé.

A esta reunión también asistió Energy Control Baleares, servicio financiado a través del PND (Plan Nacional sobre Drogas) y referente nacional en materia de prevención en uso de sustancias. Esta institución ofrece servicios de análisis de cánnabis a particulares y clubes sociales de cánnabis para un correcto y eficiente control de calidad sobre el cánnabis producido. La responsable del programa Energy Control en Baleares, Contxi Rodriguez, nos recuerda que la inversión en prevención de drogodependencias sigue siendo insignificante, lo cual supone un pésimo resultado de efectividad en los sectores más vulnerables de la sociedad. Destaca el importante avance que ha hecho nuestra sociedad que, pese a no tener un soporte gubernamental de calidad en cuestiones relacionadas con el cánnabis u otras sustancias, rompe el tabú y acude cada vez más a servicios como los ofrecidos por Energy Control o por cualquier club social de cánnabis para obtener información veraz sobre el cánnabis y sus formas de consumo.

Queremos dar las gracias a las diversas fuerzas políticas asistentes a este foro por la disponibilidad que siempre han mostrado y reiterar nuestra más profunda ilusión por una nueva forma de hacer política, aquella cercana a la sociedad y en la que se esté dispuesto a debatir no solo lo que los votantes quieren escuchar, sino aquello que la sociedad quiere cambiar para mejorar los derechos individuales de las personas residentes en las Islas Baleares. Desde la FAC nos comprometemos a seguir trabajando para que más fuerzas políticas e instituciones sociales se unan a este firme compromiso para ordenar el uso de cánnabis en Baleares.

David Rabé Cardeñosa
FAC (Federación de asociaciones Cannàbicas)

Leave a Comment