Magda Berndsen: «La regulación de la parte delantera y la puerta trasera es necesario. La situación actual de tolerancia donde se puede vender cannabis, pero no se puede cultivar es insostenible. Tiene altos riesgos para la salud, supone un alto coste en policía y es un peligro para la seguridad pública «.

La reducción de riesgos para la salud

Limitar los riesgos para la salud es uno de los aspectos más importantes para D66. «Regulando estaremos seguros que nos existirán pesticidas u otras sustancias nocivas utilizadas en el cultivo de Cánnabis. Mediante la supervisión para mantener el proceso de producción, se puede garantizar no sólo la protección de la salud de casi medio millón de consumidores. También en este proyecto de ley que se centran en la prevención y la educación «, dijo Berndsen.

Puerta Trasera

coffeshopEl cultivo de cannabis y Distribución sigue siendo ilegal, pero los productores pueden obtener una exención bajo condiciones estrictas. Esto les permite, siempre que cumplan todas las condiciones reguladas de cultivo y suministro a coffeeshops. Berndsen: «Mientras exista una zona gris, la lucha contra los cultivos ilícitos y el tráfico sigue siendo un problema. Por tanto os digo, que mejor que sea blanco o negro. No puede haber más dudas. Se tiene que aclarar para la policía, los tribunales y para el consumidor”.

Puerta principal

Holanda tiene ahora una situación de tolerancia para los coffeeshops. Este proyecto de ley crea una base legal más fuerte que la actual. Una tienda de café puede vender cannabis y tiene un stock muy limitado para la distribución. En la actualidad pueden almacenar no más de 500gr de Cannabis en sus locales, con esta propuesta se crearía unos programas de excepción que sería concedido por el alcalde y el poder judicial, que determinaría el máximo permitido. Así, el alcalde puede decidir caso por caso que cantidad es razonable y realista.

500 millones

La regulación de la parte delantera y trasera proporciona un mínimo de 500 millones de euros. Por ejemplo, hay 200 millones de ahorro en la policía y el poder judicial, y proporcionaría un ingreso especial de 300 millones. Berndsen: «Ahora tenemos una política que no funciona y necesita mucha capacidad de la policía y la justicia. El Ministro Opstelten debe abordar este asunto para hacer frente a la delincuencia organizada».
Los tratados internacionales

Los tratados internacionales proporcionan espacio para la regulación. No debe haber delito, pero no hay ninguna obligación de procesar. Las ventas y la producción siguen siendo punibles, pero D66 crea con este proyecto de ley una exención para los cofeeshops y contribuyente. Berndsen: «Ministro Opstelten se escuda en varias ocasiones con los convenios internacionales. Dicho Reglamento promovería las drogas blandas y se interpone en el camino. Pero nada es menos cierto. Existe la posibilidad de regular, aún más las drogas blandas «.

Estancamiento político

Casi 40 años después del inicio de la política de tolerancia todavía no hay decisión política sobre la regulación sobre las cafeterías o la reversión de la política de tolerancia. Los administradores locales han tratado de poner en marcha iniciativas para regular la parte posterior de los coffeeshops, pero el gobierno la bloquea . Esta iniciativa creara un mayor desarrollo de la política nacional de cofeeshops. Berndsen «administradores locales han llamado al gobierno y al Parlamento a introducir un sistema nacional de cultivo de cannabis certificado y regulado. El gobierno no escucha a los alcaldes y no hace nada para resolver los problemas locales. Nosotros prestamos atención a los deseos de los municipios y creamos movimiento en la inacción política actual «.

Revolución mundial

Hay una revolución en marcha, cada vez más países reconocen que la despenalización de las drogas blandas es el camino correcto. Por ejemplo, los Estados Unidos con la legalización del consumo de cannabis recreativo en Colorado y Washington. Los estados de Oregon y Alaska han seguido su ejemplo. Uruguay también tiene el cultivo, posesión y uso de cannabis regulados. México, Ecuador y Chile consideran la posibilidad de regulación. En Europa, países como Portugal, España, República Checa y Rumania buscan un enfoque similar. Estos acontecimientos también indican que fuera de los Países Bajos existe la necesidad de una mayor regulación del consumo de cannabis.

Demócratas 66 

Leave a Comment