Hoy 6 de abril de 2015, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados despachó el proyecto de ley que reformulará la actual ley de drogas o ley 20.000. El proyecto de ley ha sido aprobado pero esto no significa que la ley Autocultivo ya esté en vigencia; para que se apruebe la ley aún falta la votación de ambas cámaras, por lo que aclaramos que hasta el momento todavía es ilegal cultivar cannabis en Chile.

Lo que este hito sí marca es “la posibilidad de legislar” acerca de la marihuana. Es la oportunidad para que se genere un debate serio acerca de la criminalización a la que se ven expuestos los usuarios de cannabis; tal como expresó el Diputado Alberto Robles en la sesión de hoy: “El fin de este proyecto es que aquellos que utilizan la cannabis para su consumo, dejen de ser criminales y se persiga al criminal“.

Dentro de los artículos a destacar, el proyecto busca aprobar:

  • Posesión de 10 gramos en lugares públicos.
  • Posesión de 500 gramos en un único domicilio.
  • 6 plantas en exterior o 1 mt2 de indoor por persona para fines medicinales, recreativos o espirituales.
  • Si se requiere cultivar una cantidad mayor a las 6 plantas, se podrá solicitar una autorización especial.
  • Consumo para mayores de 18 años sin prescripción médica.
  • Consumo para menores de 18 años con prescripción médica y bajo autorización de padres o tutor legal.

En la discusión de hoy se rechazó:

  • Consumo de cannabis en espacios públicos (se propone modelo similar a ley de tabacos). El consumo de cannabis seguirá siendo en espacios privados, lo que vendría a ser un problema para los usuarios medicinales que necesitan consumir cannabis en lugares públicos.
  • Existencia de Asociaciones de Consumidores o Clubes de Usuarios de Cannabis sin fines de lucro (Esta indicación nacía como alternativa al autocultivo en caso de usuarios que no pueden cultivar en su hogar).

La sesión de hoy nos deja con un sabor dulce y agraz. Por un lado, por fin se ha logrado instalar el debate en el Congreso tras años de lucha por parte del movimiento cannábico nacional; pero por otro lado vemos como indicaciones que nos parecían clave se han ido esfumando.

Al parecer algunos parlamentarios siguen legislando desde la presunción de que todos somos culpables, siendo que ante los ojos de la ley todos somos inocentes hasta que los fiscales demuestren lo contrario. No dejemos que la prohibición gane, todavía queda lucha por delante, la aprobación de la ley Autocultivo está recién empezando y depende de todos nosotros.

Cannabis Chile