The Stop the Harm, es movimiento diverso, amplio y de gran alcance de ONG,s de todo el mundo que se unen en torno a un objetivo común: la rectificación de los fallos catastróficos del régimen de política de drogas global actual, mediante la campaña se trabaja por una nueva política de drogas que tenga en su eje de actuación la salud, la compasión, y los derechos humanos.

El sistema de la política de drogas mundial está verdaderamente roto. Creado para «proteger» a la gente de las drogas, su enfoque punitivo ha aumentado los daños de estas sustancias, sancionado y criminalizando a personas y comunidades de todo el mundo. Este castigo ha afectado de manera desproporcionada a las personas y las comunidades de color, los pueblos indígenas, y la sociedad económicamente marginada, mientras aviva la crisis de salud pública mediante la restricción de acceso a los medicamentos esenciales y exacerbar la propagación del VIH, la hepatitis C, y otros virus de transmisión sanguínea.

La brutalidad, crueldad y inhumanidad deben detenerse ahora. No podemos esperar otro día, mientras que estos abusos se llevan a cabo con impunidad. Para el movimiento “The Stop the Harm” ha llegado el momento crítico para la política mundial de drogas. El 19 abril 2016, Se celebra la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS) en Nueva York , y realizara la revisión de los avances en la cancelación de «el problema mundial de las drogas». En la última UNGASS sobre Drogas, celebrada en 1998, los líderes mundiales se comprometieron a garantizar «un mundo libre de drogas» – una meta poco realista-, pero que ha dado lugar a cuatro décadas de una prohibición mundial de las drogas que ha tenido consecuencias desastrosas, perdiendo miles de millones de dólares estadounidenses e infligiendo sufrimiento humano incalculable en el camino.

El debate sobre las drogas de la UNGASS 2016 presenta una oportunidad vital para destacar los fracasos del marco internacional de drogas actual, dar voz a los que sufren de ella, y cambiar la conversación política sobre drogas. A través de la campaña, exigimos que las Naciones Unidas y sus Estados miembros reconozcan el daño causado por el régimen de control de drogas actual y estén a la altura de sus valores para incorporar formalmente los derechos humanos, la salud pública, el desarrollo sostenible y la reducción de daño, como principios fundamentales en las políticas de drogas en todo el mundo.

La UNGASS 2016 tiene el potencial de iniciar el cambio, pero será sólo el comienzo de la batalla por la reforma. The Stop the Harm continuará resaltado eventos locales, acciones y campañas de todo el mundo, para garantizar que se impliquen en un enfoque más humano a los medicamentos que controlan. Descubre cómo puede participar!

Stop the harm.

Leave a Comment