La presidenta Michelle Bachelet sacó la marihuana del listado de drogas nocivas y autorizó la elaboración de medicamentos derivados de la planta a la industria farmacéutica, que podrá venderlos en laboratorios o farmacias.

Desde que la marihuana ingresó a la lista 1 de drogas duras, se penalizó su cultivo y posesión con penas que van de los 5 a los 10 años de cárcel. Miles de personas fueron detenidas y muchas procesadas como traficantes, aun cuando la usaran con fines medicinales.

El decreto fue firmado por la mandataria el 30 de octubre y salió de la Contraloría General de la República el 1 de diciembre.

El estatal Instituto de Salud Pública «podrá autorizar y controlar el uso de cannabis, resina de cannabis y tinturas de cannabis para la elaboración de productos farmacéuticos de uso humano«, señala el decreto.

Añade que los productos «podrán expenderse al público en farmacias o laboratorios mediante receta médica retenida con control de existencia«.

Ahora debería venir una modificación de la Ley 20.000 que persigue a los usuarios recreacionales del cannabis. Una iniciativa oficial propone rebajar de seis a una las plantas que pueden cultivar.

La legislación permite el uso medicinal previa autorización del Servicio Agrícola y Ganadero.

En Chile, millares de personas cultivan marihuana para el consumo medicinal o recreativo y comparten la demanda de que se permita el autocultivo.

Info: El Universal

Leave a Comment