El pleno del consistorio bilbaino ha tratado por primera vez este asunto al debatir una propuesta conjunta presentada por EH Bildu, Udalberri y Ganemos Goazen Bilbao.

Los tres grupos han defendido la conveniencia de una norma sobre los clubes de cannabis después de que el Parlamento Vasco aprobase el pasado 7 de abril la Ley de Adicciones, en la que se regulan estos clubes para que puedan quedar legalmente constituidos, aunque se deja para un futuro el desarrollo de su reglamento.

El equipo de gobierno municipal ha presentado una enmienda precisando que la norma sobre estos clubes debe ser “urbanística”, lo que ha sido aprobado por todos los grupos del ayuntamiento, salvo el PP, que se ha abstenido.

El pleno ha acordado elaborar dicha normativa urbanística “con la participación de colectivos y profesionales del ámbito”.

El concejal de Planificación Urbana, Asier Abaunza, ha señalado que “puede ser oportuna” esta normativa en tanto esté pendiente el desarrollo reglamentario de estos clubes, ya que puede ser importante para afrontar situaciones como, por ejemplo, “conflictos con comunidades de vecinos“.

Ha señalado que en Bilbao estos clubes “no están perseguidos” pero es conveniente que estén “ordenados”.

Abaunza ha indicado que Bilbao optará por hacer una normativa “urbanística”, como se ha hecho en Barcelona, en lugar de optar por una ordenanza “genérica”, como en Donostia.

El concejal de EH Bildu Bruno Zubizarreta ha recordado que en la capital donostiarra se hizo una ordenanza en 2014 que fue recurrida por la Abogacía del Estado, pero el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco rechazó el recurso por entender que la normativa no vulnera las competencias estatales porque se limita a la ubicación de los clubes y a las condiciones que deben cumplir.

La edil de Udalberri Amaia Arenal ha considerado que la regulación de estos clubes es una “demanda histórica y ha considerado “imprescindible dar pasos” para la “normalización” de los clubes de cannabis en la ciudad.

Francisco Samir Lahdou, portavoz de Ganemos Goazen Bilbao, ha destacado que la norma es beneficiosa porque “reconoce derechos y obligaciones” de estos clubes y “evita la estigmatización” de este colectivo.

La concejala del PP Beatriz Marcos se ha mostrado partidaria de esperar a que el Parlamento desarrolle el reglamento de los clubes de cannabis antes de elaborar la norma urbanística.